jueves, junio 30, 2005

CANTO A LA QUE A�ORA


CANTO A LA QUE AÑORA

Creo en la magia de mis duendes, que danzan cuando paso.
Creo en no extirpar treboles, morada de las hadas mas humildes.
Creo en la alegria del niño interno.
Creo en mis antepasados irlandeses aunque la logica indique lo contrario.
Creo en cerrar los ojos y estar en los acantilados de Erin.
Creo en el arrullo de los elfos y la vibracion del alma mas alla del tiempo actual.
Creo en el hechizo de la musica de mi tierra.
Y en esta añoranza de saber que le pertenezco y debo, por ahora, morar aqui.

3 comentarios:

johneyericks21736450 dijo...

i thought your blog was cool and i think you may like this cool Website. now just Click Here

Avesdelcielo dijo...

Antepasados, elfos, Erin . . . aquí la revelación de tus ancestros, tu raíz mágica que se hace poesía.
MARITA RAGOZZA

Anónimo dijo...

Añoras lugares de origen remoto que embargan tus sensaciones. No lograrás retornar en cuerpo, pero tu sangre viajera en el tiempo, de nuevo, anclará en ellos. Tomará la forma a través de la materia compartida.

La pupila, cambiante con la posición de un solitario sol, retendrá la niebla lechosa y el verde oscuro de la campiña, fundiéndose, en eterno beso con la mar gris.
Los sonidos ancestrales fluirán de las profundidades de la garganta portadora, formando el melódico canto que deberá mantenerse suspendido, para aquellos que deseen ser obsequiados.
La música del viento rasgando las cuerdas del recuerdo, impregnará el aire, acompañando con su dulzor y melancolía el alma descubierta y participativa.
Los pies desnudos, danzarán siguiendo los pasos de la calzada de los gigantes, hasta el balcón del gran acantilado, donde izados con el ronco arrullo de la gran ola, quedarán posados, a la espera.
Las manos se dejaran al calor de otras manos llegadas y, enlazadas, conformaran las alas que, acompañaran por siempre, el vuelo de tu estirpe.

Ahora soñador, entorna los párpados, por siempre… Sueña y, sonríe en paz a la luz, pues la semilla ha brotado.