domingo, noviembre 23, 2008

ORIGAMI



Entonces vio volar los pájaros de papel que había armado hacía un momento. En bandadas ocuparon el aire de su habitación. Dejó de importarle todo, cuando en alas de ellos, supo que el cielo no terminaba en el dedo índice.


©Viviana Álvarez

2 comentarios:

Marissa dijo...

Estoy comenzando mi blog, tengo 16 años y muy poca experiencia en poesía....
Me fascina su blog, espero algún día tener la misma facilidad al escribir!
Un saludo!:)

Anónimo dijo...

Me gusta mucho tu blog, animo sigue asi