sábado, noviembre 01, 2008

PARTIDA PERDIDA


A veces creía que la vida era incierta fuga de ilusiones en pos de cielos noctámbulos. Otras suponía era una enramada sarmentosa donde los sueños quedaban liados sin llegar a puerto.

Suponía era un péndulo, en cuyo alocado vaivén, iban las horas trayendo quimeras, llevándose melancolía. Más descubrió que no era ni lo uno ni lo otro.

Entonces comprendió que este abanico de vivencias y sentires, esta paleta plena de colores ígneos y tristes grises, era su suerte. Que ahora está echada al azar.

Tachó generala y dio vuelta la página.


©Viviana Álvarez

3 comentarios:

julia del prado morales dijo...

Un cuento con un final acertado, abrazos desde el Perú mi amiga, Julia

Noe Accorinti dijo...

Uyy que perdida estoy por Dios... Empecé a trabajar hace un par de semanas y chau... entre el estudio y el trabajo no me queda nada de tiempo para mí. Pero siempre, siempre para tu Blog un tiempo me hago :D

¡Un beso re gigante!

emilia dijo...

Es verdad que las ilusiones se fugan y un pedazo de nosotros se va con ellas. Pero hay que tener siempre puesta la radio, por ver de captar las ondas o emisiones que transmite Radio Ilusión, a ver si de pronto en nuestros receptores cogemos alguna.