martes, noviembre 10, 2009

INDÓMITA REALIDAD

 

abandono 1

Mis orígenes se pierden en los albures de la dicotomía. Olvidados recuerdos, progenie de niñez abstracta, cuando cada día enfrentaba dictámenes y vicios de valor, sin ser escuchada mi voz de rebeldía.

Mis años primeros existen en nebulosas de sueños. Muchos ven hoy la luz de la realización, puesto que mis pies dejaron el anclaje del no por el no; puesto que relegué en bolsas de apatía muchas piedras de la senda antaña.

Siento no tener raíces, nada que me aferre a antepasados, excepto algunas enseñanzas que quedaron en mi frente a fuego y las levanto, como Arturo alguna vez izó su estandarte de dragones.

Por más que hurgue en pliegues de mi alma, no hallo razón para mimetizarme con quienes fueron mi origen. Ni los idos ni los que quedan. Los unos fantasmas, la otra mueca de lo que no supo ser. Y aún así, destila irrealización en cada palabra hacia mí vertida.

Tan sólo y a mi pesar, me resta indiferencia.

©Viviana Álvarez

Etiquetas de Technorati: ,,

3 comentarios:

santiago dijo...

he disfrutado pasando por tu blog, felicidades.
Un abrazo

ROSA dijo...

Hola viviana,solo he entrado para saludarte, y decirte que te he hecho un pequeño homenaje en mi blog, por tu amistad y por todo lo que me has aportado en la vida, en cuando pueda te enviare mas poemas mios, hasta pronto un beso.

ROSA

El ave peregrina dijo...

Aunque no queramos tener raíces todos
tenemos un origen, como también tendremos un final.

Un saludo agarimoso desde Galicia.