sábado, diciembre 28, 2013

Paisaje intramuro

arbolo y mujer1

Dejaste sobre la mesa tu filosofía de estaño. Desterraste muros infranqueables y decidiste salir al exterior de tu interior.

Atravesaste agrestes dudas y sendos desiertos. Lastimaste tus ojos con reflejos (des)conocidos y lloraste al amanecer.

Llegado el ocaso, juraste silencio y volviste a vos.

©Viviana Álvarez

Etiquetas de Technorati: ,,,

11 comentarios:

Julia del Prado dijo...

oh si, salió de si mismo, para seguir siendo él mismo; en el camino de la búsqueda. Querida Vivi, los recuerdos del ayer vuelven en este hoy sobresaliente en tus versos.

silvia dijo...

¿como no comentar la belleza de tus poemas? eres tú quien dejas huellas en nuestras Almas con tus versos.

Viviana Álvarez dijo...

Gracias, Julita de mi corazón, por estar siempre con tu calidez y delicadeza...

Viviana Álvarez dijo...

Gracias, gracias, gracias (¿te suena?) por tus palabras, que calan hondo...

Viviana Álvarez dijo...

Me suena, mi querida, querida Sil... gracias por pasar por aquí...

Vicentin martínez dijo...

es un poema muy bonito, con mucho sentido y sentimiento, me ha gustado

me gustaria que alguien que le guste escribir tanto como a mi, le pegara un vistazo tambien a mi blog

http://vicente832.blogspot.com.es/

Norma Castillo dijo...

Es un poema hermoso lleno de sentimientos.Saludos y felicidades .Gracias por compartir tus letras.Norma

Seroma dijo...

urgido por otras cuestiones no siempre tengo oportunidad de visitarte... pero cuando lo hago quedo inmensamente reconfortado.. Gracias

Seroma dijo...

urgido por otras cuestiones no siempre tengo oportunidad de visitarte... pero cuando lo hago quedo inmensamente reconfortado.. Gracias

Viviana Álvarez dijo...

Gracias, Seroma, por pasarte pese a las otras cuestiones. Es un honor...

Viviana Álvarez dijo...

Gracias, Norma y Vicentín por dejar huella...